Ir A Todos Los ConciertosIr a portada


The Paybacks

 

DETROIT COBRAS + THE PAYBACKS + THE HENTCHMEN
Zaragoza, Sábado 7 de junio de 2003
Sala La Casa del Loco

El festival que organiza la sala Azkena (próxima edición los días 12 y 13 de septiembre en el Polideportivo Mendizorroza de Vitoria) decidió en esta ocasión realizar una gira de presentación del mismo con una admirable representación de lo que sucede en la escena de Detroit (convertida, desde ya, en una de nuestras ciudades musicales favoritas).

El cartel de estas fiestas, que tuvieron lugar en distintos puntos de la geografía española, acogía a tres bandas que no merecía la pena perderse en directo: The Hentchmen, The Paybacks y Detroit Cobras.

Los primeros en salir al escenario de la zaragozana La Casa del Loco fueron The Hentchmen. Éstos son un descarado trío que practica un garage revivalista y retro al máximo. Con camisas de flores, flequillo y patillas, gafas de pasta y órgano Farfisa incluidos, ofrecieron una actuación breve (poco más de media hora), pero (¡qué demonios!) muy intensa y que vino a servir de aperitivo de lo que nos íbamos a encontrar poco tiempo después.

Y, tras ellos, llegó el turno de The Paybacks que, capitaneados por la salvaje Wendy Case, llevaron a cabo un recital cargado de dinamismo (no podía ser menos) al mismo tiempo que presentaban las canciones de su álbum de debut para Get Hip Records, “Knock Loud”. El cuarteto regaló momentos de puro rock’n’roll en los que las guitarras de Danny y la propia Wendy parecían tener vida propia.

Como colofón, llegaron los esperados Detroit Cobras. La vocalista del grupo, Rachel Nagy, supo meterse en su bolsillo, cigarrillo tras cigarrillo, a un público ya entregado desde el principio de la velada. Con su erótico look, Rachel parecía toda una pin-up, y su salvaje y no menos sensual manera de cantar, tenía todas las de ganar. Y así es tal y como el quinteto se alzaron con el título de vencedores en una noche que los situaba en la cabeza de un cartel, ya en sí mismo, espectacular.

Ni que decir cabe que estos Detroit Cobras, por supuesto, no defraudaron. Combinando sus temas más veloces con otros medios tiempos que permitían relajarse durante algunos minutos... se alejaron de aquí.

The Hentchmen, The Paybacks y Detroit Cobras habían sido los encargados de inyectarnos la dosis de rock’n’roll suficiente para obligarnos a fijar nuestros pensamientos en la futura edición del Rock Azkena que, de algún modo, acababa de empezar.

   


Soledad Brothers

 

SOLEDAD BROTHERS + TOKYO SEX DESTRUCTION
Zaragoza, Jueves 22 de Mayo del 2003
Sala La Casa del Loco

La banda Soledad Brothers realizó una gira por distintas ciudades de España aprovechando su visita al Festival Primavera Sound. La actuación de Zaragoza fue una de ellas.

En la capital maña se vieron acompañados por los catalanes Tokyo Sex Destruction, quienes, como es habitual en ellos, desplegaron su portentoso directo sobre las tablas. Eso sí, lo eficaz de su puesta en escena no oculta las carencias de la banda, que radican principalmente en la falta de punch de sus canciones. De cualquier modo habrá que darles tiempo, con semejante actitud, si las canciones llegan estaremos hablando de una gran banda.

Después de que los de Vilanova calentarán al público asistente al evento, el ahora trío Soledad Brothers subió los peldaños que llevan al escenario y se dispuso a embriagarnos con el sucio blues del que bebe su música.

El directo de la banda liderada por Johnny Walker (guitarra) y Ben Swank (batería) es de esos que se disfrutan más y mejor desde las distancias cortas. Es ahí donde el sudor de los músicos se mezcla con la suciedad del sonido, ese factor, unido a la proximidad de los intérpretes permite a los espectadores introducirse con mayor facilidad en el personal universo de Soledad Brothers.

Los problemas de Ben Swank con un timbal no impidieron que el músico, ayudado por el bajo de Oliver Henry - un tercer miembro del grupo que parece haber venido para quedarse - imprimiera un vertiginoso ritmo al concierto. De este modo, su blues cercano al lo-fi y heredero de la música de John Lee Hooker y Jon Spencer Blues Explosion, se convirtió en una corrosiva mezcla capaz de convencer al más escéptico.

Estos chicos demostraron saber probar de los mejores platos y quedarse con lo mejor de cada uno para después servirlo en bandeja de plata aderezado con su furia juvenil.

   


Gy!be

 

GODSPEED YOU! BLACK EMPEROR + HANGEDUP
Huesca , Miercoles 21 de Mayo del 2003
C.C Matadero

Godspeed You! Black Emperor, el grupo estandarte del prestigioso sello Constellation Records, visitó en su gira europea los escenarios españoles con la excusa de la presentación de su último LP “Yanqui U.X.O”.

Lo hicieron acompañados de Hangedup, unos colegas de sello, que, después de la publicación en el año 2002 de “Kicker In Tow” se han convertido, para el que suscribe, en una de las bandas más interesantes de la discográfica canadiense.

Para el que todavía no haya tenido el placer de escuchar a Hangedup, decir que se trata de un dúo que basa su sonido en una viola y una batería y que, pese a lo arriesgado de la propuesta, consiguen llevarla a muy buen puerto.

Su actuación en Huesca, quizá por lo corto del minutaje (dispusieron de apenas media hora), dejó a la audiencia con ganas de más, y colocó el listón muy alto a los protagonistas de la noche.

Tanto el adecuado emplazamiento del concierto (un teatro) como la expectación levantada por el grupo, hacían de la actuación una ocasión excelente para que la banda ofreciera un concierto redondo en todos los aspectos.

Y se puede decir que lo fue, quizá algunos se afierren a lo extremadamente ceñidas que sonaron las canciones con respecto a los discos (de Gy!be siempre se espera algo más), u otros a que el sonido no fue todo lo bueno que podíamos desear (algunas pequeñas saturaciones del sonido en las partes más intensas de las canciones debido a la acústica de la sala) pero, pese a esos pequeños puntos en contra, la extensa actuación (cercana a las dos horas) dejó a los presentes con un impagable sabor de boca y la sensación de haber presenciado uno de los mejores directos de la escena actual.

Después de lo de Huesca puedo afirmar, sin temor a equivocarme, que, pese a las muchas críticas recibidas después de la publicación de “Yanqui U.X.O”, la banda sigue siendo merecedora de nuestros elogios y continua a la cabeza del pelotón de las bandas de rock menos convencional.

   


Mist

 

MIST
Zaragoza, Miercoles 7 de Mayo del 2003
Sala La Corrala

Astro publico hace unos meses "We Should Have Been Stars", el álbum de debut de los holandeses Mist, anteriormente conocidos como Miss Universe y, recientemente obligados por los abogados de la asociación encargada de la organización del concurso Miss Universo a cambiar su nombre por el actual.

Con motivo de la edición del disco en España y con el objetivo de darle una mayor promoción, la banda de Amsterdam ha realizado una larga gira por España, de la cual el concierto de la capital aragonesa suponía la penúltima actuación. Al día siguiente su participación en el concurso Villa de Bilbao cerraría la visita a nuestro país.

Lo hospitalario de la sala del concierto y el escaso público presente invitaban a un concierto recogido y acogedor. Y eso es justamente lo que nos ofrecieron, una actuación en acústico, en la que un solitario Rick Treffers atacó las melancólicas canciones del disco con la única ayuda de su guitarra para, tan solo en el tramo final del concierto, solicitar la presencia de los dos miembros de la banda presentes (el bajista Jeroen Luttikhuis y el batería Jaimi Quite) sobre el escenario.

En ambos tramos del concierto se pudo apreciar la calidez de la voz de Treffers y el control que es capaz de ejercer sobre ella, logrando dotar a las canciones de una gran belleza. Si a eso unimos lo emotivo de las letras de Treffers y lo acertado del acompañamiento de su guitarra obtenemos unas preciosas canciones que, pese a la desnudez de su presentación, no desmerecen nada con respecto a las versiones del disco.

La calidad de su propuesta junto al buen castellano del líder del grupo, les permitió meterse en el bolsillo a la pequeña audiencia que, con total seguridad, acudiría sin dudarlo a presenciar la actuación del grupo en una futura e hipotética visita de estos holandeses.

   


Ladytron

 

LADYTRON
Valencia, Miercoles 23 de Abril del 2003
Sala Wah Wah

La noche del 23 de abril en Valencia tenía como protagonista a uno de los grupos que más ha dado que hablar en los últimos tres años desde la publicación de su debut.

Los cuatro Ladytron, acompañados de batería y bajista, salieron a escena, como manda ya la tradición, enfundados en esos astronómicos trajes negros que, según cuenta el propio grupo, evitan que el público desvíe su atención hacia algún factor alejado de lo musical (¿lo consiguen?). Y así comienza un recital que no deparará muchas sorpresas: primero la canción que abre su último álbum, “True Mathematics”, una explosión de ruidos retrofuturistas, aparentemente sencillos pero efectivos, que si bien dejan algo frío, consiguen acaparar la atención de los allí congregados hasta límites insospechados. “Playgirl” y “Another Breakfast With You” serán después las primeras paradas en su anterior “604” , para dar paso a los dos chispazos siderales que son “Cracked LCD” o “Blue Jeans”.

La efectividad de las sensuales voces de las dos muchachitas es algo que, llegados a este punto del concierto, ya nadie duda: la contraposición de la rudeza de Mira y la ingenuidad de Helena es abrumadora.

“He Took Her To A Movie” es el primero de los momentos álgidos de la noche. La aceleración del tema hace que se convierta en un verdadero rompepistas y arranque el baile, no sólo del público, sino también de las tan aparentemente frías componentes de Ladytron. A “Fire” le siguen “Black Plastic” y “Evil”, siguientes puntos culminantes de una velada que ya casi está llegando a su recta final.

“U.S.A. vs. White Noise”, un tema instrumental no recogido en ninguno de sus dos largos, presenta a unos Ladytron completamente intergalácticos y robotizados, unos Kraftwerk del siglo XXI, cercanos al electroclash que profesan Adult. Y así repiten sin cesar una melodía que gana, poco a poco, en intensidad y velocidad (¡vaya con el batería!) hasta desatar la furia colectiva que merecía la ocasión. Gran ovación para el grupo, en una de las canciones que mejor trasladan al directo.

El single, “Seventeen”, pone en evidencia la preciosa voz de Helena, mientras Mira se detiene en experimentar con su Korg (y es que los chicos, aunque me duela, permanecen en un segundo plano tras la descomunal maquinaria que traen). Y después de todo esto nos divierten con “Discotraxx”, “Turn It On” y “Light & Magic”, para acabar con la hasta entonces desconocida para mí “Oops!!!”, una muestra de electroclash puro y duro, punk y electro a partes iguales. ¡Y Helena desatada!

¿Qué si esto ha servido de algo? Yo ya he descifrado cuánto hay de ficción o realidad en la música de los genuinos Ladytron... ¿y tú?

Ir A Todos Los ConciertosIr a portada