Ir A Todos Los ConciertosIr a portada


 

THE ESSEX GREEN
Miércoles, 21 de enero de 2004
Sala Nasti, Madrid

The Essex Green, la banda liderada por los también miembros de The Ladybug Transistor, Sasha Bell y Jeff Baron, se acercó a nuestro país para celebrar, junto al equipo de Green Ufos, el décimo aniversario de la distribuidora sevillana en una gira que serviría también como presentación española de su último álbum, el fantástico “The Long Goodbye”.

Como quinteto para la ocasión, repasaron canciones de sus hasta ahora dos únicos álbumes, consiguiendo el voto del, aunque escaso, entregado público. Y lograron así sonar asombrosamente luminosos en “The Late Great Cassiopia”, retro en “Tinker (She Heard The News)” y dulces desde el comienzo de la preciosista “Mrs. Bean”. Pero brillaron especialmente al reservarse para casi el final dos de las joyas de su “The Long Goodbye”, la fulminante “Lazy May”, y la esperada y aclamada “Julia”.

Si en sus discos, The Essex Green se caracterizan por el sonido delicado y trabajado al que llegan a través de mezclas de su vena más country-folk con la que merece ser definida como pop en estado puro (la que les emparienta con los más clásicos Belle & Sebastian) y psicodelia, al directo añaden una porción adicional de rock que les hace parecer más atractivos si cabe.

Sin embargo, que nadie se engañe, The Essex Green no pierden un ápice de candidez en sus conciertos, donde no olvidan acompañar los juegos vocales con guitarras eléctricas y acústicas, bajo, batería, unos pulidos teclados y dulces melodías procedentes de la flauta travesera de la no menos entrañable Sasha.

   


 

EXPLOSIONS IN THE SKY + CAMPING
Madrid, Sabado 21 de Febrero de 2004
Sala Moby Dick

Una multitud, caóticamente agolpada frente a las puertas de la Sala Moby Dick, revelaba la expectación generada por la primera visita de Explosions In The Sky a la capital española.

No era para menos, el cuarteto tejano se ha convertido, principalmente gracias a la oscura épica contenida en “Those Who Tell The Truth Shall Die, Those Who Tell The Truth Shall Live Forever” y al reciente “The Earth Is Not A Cold Dead Place”, en la última esperanza de un género, el llamado post-rock, que, herido de gravedad, daba sus últimas bocanadas en busca de aire fresco.

Los de Austin no revelan nada nuevo, pero descargan su potente rock instrumental con una actitud rabiosa, visceral, cargada de honestidad, ira y sudor que mece a público e interpretes en una contundente hipnosis colectiva.

Basando su set en las cinco composiciones que dan forma a su último disco, pero sin olvidar maravillas como “Greet Death”, “Yasmin The Light” o “The Moon Is Down”, los cuatro componentes del grupo se revelaron como grandes instrumentistas que, tan pronto optaban por seguir al pie de la letra lo expuesto en su trabajo en estudio, como decidían tomar el camino de la improvisación, eso sí, nunca ahogando melodías en ruido sin motivo, conscientes de la importancia de las mismas en unas composiciones que, pese a estar cargadas de contundencia, siempre son dotadas de una línea argumental.

Para colmo, Explosions In The Sky exprimieron al máximo su compenetración, pasando del caos sónico más absoluto al silencio sin inmutarse y ahogando al público en un cómplice silencio sepulcral, en definitiva, convirtiendo su actuación en una increíble ceremonia difícilmente superable.

Los catalanes Camping habían sido los encargados, minutos antes, de ejercer el papel de teloneros con una corta actuación en la que, pese a apenas tener tiempo para descargar tres composiciones, quedó constancia de lo emocional y contundente del sonido de los autores de “Photo Finish”.

   
Ir A Todos Los ConciertosIr a portada