Ir A Todos Los DiscosIr a portada


The Mars Volta - De-Loused In The Comatorium

THE MARS VOLTA – DE-LOUSED IN THE COMATORIUM
(Universal Records, 2003)

The Mars Volta surge de las cenizas de los incendiarios At The Drive–In, banda de la que toma a Omar Rodríguez y Cedric Bixler (el otro 60% del mítico grupo fue a parar a otro proyecto denominado Sparta).

Hasta ahora, las únicas noticias en forma de canciones que teníamos de ellos se reducían a lo contenido en “Tremulant”, un EP de tres canciones publicado hace más de un año con el que a más de uno se le hizo la boca agua.

Por si esto no fuera suficiente para que su álbum de debut fuera uno de los más esperados de los últimos tiempos, Jeremy Ward, uno de los miembros del cuarteto, falleció antes del lanzamiento de este, generando todavía más interés en él si cabe.

Tras escuchar “De-Loused In The Comatorium” podemos decir que la expectación no se había desatado en baldes. Una urgente mezcla de diversos géneros tan dispersos como el hardcore, el heavy, la psicodelia o incluso el jazz es el resultado que nos hace dejar de lamentarnos por la separación de At The Drive-In.

Y es que la intensidad que el grupo derrocha en temas como “Inertiatic ESP”, “Drunkship of Lanterns” o “Take the Veil Cervin Taxt” sale victoriosa frente a unos medios tiempos no demasiado inspirados – es el caso de “Tira Me a las Arañas” o “Televators” - en los que el grupo demuestra no encontrarse tan a gusto.

A destacar el primer tramo del disco donde el carrusel que forman “Son et Lumiere”, “Inertiatic ESP” y “Roulette Dares (The Hant Of)” supone una verdadera maravilla que justifica por si sola la adquisición del disco.

A juzgar por los comentarios escuchados sobre el abrasador directo de la banda – heredero de el inspiradísimo rito que las actuaciones de At The Drive-In acostumbraban a ser – solo podemos esperar que la banda se digne a pisar nuestro país para disfrutar en su terreno natural de las canciones del disco.

A rey muerto rey puesto.

   

The Pernice Brothers - Yours, Mine & Ours

THE PERNICE BROTHERS – YOURS, MINE & OURS
(Ashmont - Houston Party Records, 2003)

Dos años después de lanzar su último disco hasta la fecha, Joe Pernice ataca de nuevo. Desde su propio sello (Ashmont) lanza el que es su tercer álbum al frente de The Pernice Brothers, la más reciente manifestación de suavidad del de Boston que, una vez más, refleja sus múltiples influencias a lo largo de una flamante colección de joyas de suma fragilidad pop. Dulces melodías de las que Joe Pernice se ha convertido ya en un verdadero y experimentado creador.

“Yours, Mine & Ours” irradia, ya desde su mismo título, un aire acogedor y adorable. Pero la cosa no queda ahí. Su escucha es, como mínimo, tan deliciosa como se presupone del autor de anteriores y celebradas perlas como “Clear Spot” (incluida en su “Overcome By Happiness”, 1998) o “The Ballad Of Bjorn Borg” (“The World Won’t End”, 2001).

Esta nueva referencia se abre con “The Weakest Shade Of Blue”, una canción que desde que comienza apunta ya maneras de hit, para permitirnos seguir el viaje a través de cada uno de los medios tiempos que, tan hábilmente, se suceden en este álbum de Pernice Brothers.

Por un lado, baladas como “Water Ban”, “Baby In Two” o “How To Live Alone”, por otro, melodías algo más rápidas como las de “Waiting For The Universe” o “One Foot In The Grave” (escrita por Joe Pernice junto a Thom Monahan,, ambos productores del disco) son las responsables de hacernos pensar que este disco es una absoluta maravilla porque todas las canciones del disco, sin excepción, son preciosistas y cándidas piezas que merecen ser escuchadas atentamente, una a una.

No cabe duda, ninguno de los cortes de este “Yours, Mine & Ours”, repleto de entusiasmo, elegancia, ternura..., sorprenderá a alguno de sus seguidores pero sus embriagadoras y cálidas melodías harán las delicias de todos ellos... y alguno más.

   

Grandaddy - Sumday

GRANDADDY - SUMDAY
(V2 Records, 2003)

Tres años después de la publicación en el ya lejano año 2000 del maravilloso “The Sopthware Slump”, tercer álbum de la banda, que les reportó una merecida popularidad y comparaciones con grupos como Sparklehorse, Gorky’s Zygotic Mynci o Super Furry Animals, el grupo procedente de la localidad de Modesto, California, nos entrega “Sumday”, un disco en el que queda patente que siguen empeñados en la utilización a partes iguales de instrumentos orgánicos y máquinas para la materialización de sus canciones.

En él nos encontramos con doce canciones llenas de espléndidas y luminosas melodías, en las cuales Grandaddy se sumergen en una magnífica producción – a cargo de J. Lytle, el también vocalista del grupo - que les aleja definitivamente de la contaminación sonora de sus fascinantes primeros pasos – los cuales te recomendamos que rescates si todavía no lo has hecho – y los sume en una suerte de sonido limpio y luminoso mezclado con adorable lo-fi.

Y es que “Sumday” es una conjunción perfecta entre sonido y canciones, al que quizá se le pueda achacar el pero de no aportar nada nuevo con respecto a lo escuchado en “The Sopthware Slump”, pero que es capaz de convencer al más reacio con su personal psicodelia, ubicada entre el Bowie espacial y los Yo La Tengo más encantadores.

Pese a quien pese, “Now It’s On”, “El Caminos In The West” o “The Warming Sun” – por elegir algún tema entre las doce joyitas del disco – son atractivas piezas de pop, fáciles de digerir incluso para los oídos menos entrenados, y comparables en calidad a lo contenido en los justamente aclamados “The Soft Bulletin” y “Yoshimi Battles The Pink Robots” de The Flaming Lips.

Música para soñar despierto con viajes por parajes como el de la propia portada del disco.

   

La Buena Vida - Los Planetas

LA BUENA VIDA - LOS PLANETAS
(Sinnamon Records, 2003)

Después de una fructífera y larga carrera en el sello Siesta en la que La Buena Vida editaron cinco LP’s y nueve EP’s, “Los Planetas” supone el salto de la banda al sello Sinnamon Records que, obviamente, los ha recibido con los brazos abiertos.

Además, el EP sirve como adelanto del inminente próximo disco del grupo, titulado “Album”, que verá la luz a través de su nuevo sello e incluirá una versión distinta del tema titular del EP.

En la decena de minutos de “Los Planetas” nos encontramos con tres temas que definen perfectamente las distintas facetas del grupo y auguran un futuro lleno de éxitos para la banda – de hecho el EP lleva bastantes semanas en el número uno de la lista de ventas de singles de AFYVE.

El disco se abre con “Los Planetas”, una demostración de cómo cantar a los problemas sentimentales sin ni siquiera hacer mención de ellos – de hecho, J de Los Planetas, experto en esas lindes, hace los coros en esta canción – adornada con unos elegantes arreglos orquestales que irradian la elegancia que La Buena Vida siempre han sabido aportar a sus composiciones.

Le sigue “La Calle del Carmen”, una animada canción donde se dan de la mano las voces de Irantzu y Mikel, una vez más inspirados por las relaciones amorosas.

Finalmente cierra “En Un Mundo Mejor”, una composición que nos traslada al lado más sosegado y melancólico de los donostiarras y que viste la voz de Irantzu con poco más de una guitarra.

Incluso el diseño del digipack corre a cargo del siempre inspirado Javier Aramburu, La Buena Vida cambian de sello pero no pierden ni un ápice de sus buenas costumbres.

   

Berg Sans Nipple - Forms of...

BERG SANS NIPPLE - FORM OF...
(Prohibited Records - Green Ufos, 2003)

Si hace poco te hablábamos de “Music For The Short Film Marie-Madeleine”, el EP de debut de Berg Sans Nipple, ahora no hemos podido evitar escribir compulsivamente sobre su primer disco, ante el que, de nuevo, no hemos podido evitar caer rendidos.

Si el EP nos dejaba con ganas de más, su estreno en formato largo tan solo ha servido para aumentar nuestro apetito por las delicadas y sugestivas composiciones que esta pareja nos sirve aquí en diez deliciosas raciones.

Y es que lo de este dúo formado en un cincuenta por ciento por un francés y en su otra mitad por un norteamericano, no tiene nombre. No lo tiene porque su propuesta, amen de totalmente personal – quizá solo comparable a lo que el geniecillo Kieran Hebden está realizando atrincherado en su proyecto Four Tet - bebe de innumerables fuentes y esto se refleja en los numerosos matices de un disco en el que nos encontramos con jazz, rock, pop, electrónica, bossa nova y montones de influencias más que podríamos seguir enumerando hasta aburrirnos.

Quizá lo más emocionante del disco es que pese a la riqueza sonora de la que goza, no se pierde en la indefinición, sino que mantiene intacta la personalidad de un proyecto capaz de sorprender al oyente cada nuevo instante.

La escucha de “Form of...“ deja la sensación de haber disfrutado de un álbum que, con toda seguridad, estará entre los mejores discos del año y, lo realmente esperanzador, encontrarnos ante el nacimiento del que va a ser uno de los proyectos más interesantes de los próximos tiempos a poco que sus integrantes se encuentren con el viento a favor. Al menos, la inspiración y eclecticismo musical bien entendido ya han demostrado tenerlo.

¿Dónde hay que firmar para apoyar la construcción del monumento a Don Lori Sean Berg y Don Shane Aspegren?

   

Ir A Todos Los DiscosIr a portada