Nos pusimos en contacto con Astronaut con motivo de la publicación de su disco de debut "Times New Romance", Pedro y Edu nos contestaron amablemente a nuestras preguntas y, además, nos contaron alguna primicia. Estas fueron sus respuestas.

¿A qué se debe el largo periodo de tiempo que ha pasado desde la publicación de vuestra primera maqueta (en la que yo creo que ya teníais nivel suficiente para sacar un disco) hasta la edición de vuestro debut?

Pedro: Gracias. Pero las percepciones cambian cuando alguien se la juega (más o menos) sacándote 1000 copias y tener que exprimirlas, aunque sinceramente no ha sido el caso de Pause, el único caso de puro amor al arte que nos hemos encontrado entre las discográficas con las que hemos tenido contacto. Jesús, sigue así.

Edu: Pese a la buena acogida que tuvo la maqueta sólo nos salió al cabo de mucho tiempo, una oferta con foehn en la que finalmente la cosa se echo para atrás. No sé, por nuestra parte supongo que pudo influir no moverla bien, los pocos conciertos o la falta de medios para grabar uno mismo algo decente. Luego, con el disco, también ha habido retraso, empezamos a grabarlo hace casi un año.

Las letras del disco me dan la sensación de querer transmitir la necesidad de dejar algo atrás, de huir del pasado ¿Quién hace las letras? ¿Estoy en lo cierto o es de nuevo mi imaginación?

E: Algunas son de Rebeca, otras mías o de los dos. También hay aportaciones de gente cercana. Coincido completamente en lo de dejar algo atrás, de hecho nuestra idea era darle una unidad al disco a través de la historia de alguien que sufre una especie de fuga disociativa a partir de un hecho traumático. En canciones como "Leaving the scene" o "Self-Portrait" es más fácil apreciarlo. Hemos intentado encajarlo todo, instrumentales incluidas, aunque no se muy bien si al final llega a dar esa sensación.

El disco tiene una gran cantidad de instrumentación y arreglos, pese a ello no suena grandilocuente ¿Era esa una de las premisas que os pusisteis?

E: Siempre hemos sido muy abiertos con lo de los arreglos, sin plantearnos que suene grandilocuente o no, simplemente buscamos enriquecer el sonido. En la maqueta también había muchos arreglos aunque se basaban más en guitarras adicionales. En el disco, el control sobre los arreglos lo ha tenido sobre todo el productor.

P: Ese control de productor (Manolo) nos ha brindado la posibilidad de meter arreglos naturales como queríamos y nos gustaba, para darle al sonido una atmósfera rica en detalles capaz de levantar o alzar la canción (cuerdas, viento, piano)además de sintetizador, cosa difícil de conseguir cuando te grabas a ti mismo.


En los créditos del disco mostráis vuestro agradecimiento a Cerberus Shoal ¿Cuál es vuestra relación con ellos?

E: Los conocimos en concierto que dimos juntos en Alicante a través de Trece Grabaciones, nos cayeron muy bien y hubo intercambio de cds. Nos escribimos un par de veces pero ahora mismo no tenemos contacto con ellos.

P: Compartimos unos típicos platos turcos “shawarma” en la cena y la verdad es que eran unos tíos muy naturales, amigables y respetuosos, son como una comuna de amigos a lo GYBE! pero un poco más light. Dos de ellos se zamparon las sobras de Rafa y Edu sin complejos! Y ya ves, muy naturales y sonrientes, cosa más difícil de ver en los grupos famosillos “indies” españoles. Creo que por eso nos cayeron tan bien. Y la cena les sentó bien, porque dieron un concierto arrollador. Envidiables.

¿Va a ser posible veros pronto en directo? En el disco se pueden escuchar flautas, trompetas, chelos, pianos... ¿Cómo trasladáis todo esto al directo?

P: Ya hay cerradas algunas cosas, entre Mayo y Junio tocaremos en varios sitios, presentaremos en Barcelona, Madrid, Gandía (Valencia) y algo por el sur, para después del verano queremos seguir tocando. En verano no es buen momento a parte de festivales. Estaremos en el primavera sound en formato acústico la jornada del sábado.

E: Respecto a lo de los arreglos, contamos con Javi (violín) como miembro fijo y si podemos añadiremos un trompetista. De todas maneras en directo esperamos compensarlo con las guitarras, porque siempre hemos sido un grupo de guitarras.

Vuestro disco es la segunda referencia del sello Pause Music ¿Cómo surge el contacto con ellos?

Alguien nos pidió una maqueta y se la mandamos. Por aquel entonces estabamos en contacto con Foehn. Más tarde nos dijo que tenía la idea de montar un sello y nos ofreció unas condiciones estupendas, como en Foehn no se decidieron y Jesús nos cayó genial y nos ponía el estudio a nuestra disposición, optamos por Pause.

La producción del disco corre a cargo de Manuel Alcaraz ¿Qué podéis contarnos sobre él?

P: Lo recomendamos a todos los grupos que busquen una producción detallista y sensible. Ahora se acaban de montar un estudio mejor equipado a todos los niveles, saldrán grandes cosas de ahí dentro.

E: Aprendimos mucho con él. Fue muy bueno con nosotros, porque la verdad es que estábamos bastante verdes. Él solo había escuchado la maqueta y tuvo que corregir muchas cosas durante el proceso de grabación. Ahora queremos estar más en contacto con él e intercambiar cosas para que se haga una mejor idea y no llegar al estudio con las manos medio vacías.

¿Qué significado tiene el título del disco "Times New Romance"?

Como está escrito no significa nada en concreto, cada uno lo traduce a su manera. Está lo del tipo de letra, pero lo elegimos más porque sonaba bien y nos resultaba sugerente.

Observando la portada del disco me di cuenta de que las cortinas y las ventanas del balcón dan una forma similar a la del número uno ¿Buscabais esto o es simplemente mi imaginación?

E: Ja, ja, es como lo del título, yo no me había dado cuenta. Se le puede buscar muchas cosas, a mi me gustó por la luz que tiene la foto. Es de Vicente Morales, un amigo nuestro.

P: Buena idea, así ayudas a crear una mitología. Por cierto, ¿te gusta? Sinceramente. La foto está tomada en los días que pasamos en Almería grabando, vinieron algunos amigos y estábamos todos juntos en un apartamento de un amigo de Manolo pause. Era una mañana, salieron al balcón dos amigos justo después de levantarse y se pusieron a mirar al mar, quietos, observando y así se logró captar ese momento cálido y reflexivo pero distante, como un final de algo. O un principio.

Creo que Rebeca no toca ningún instrumento en el grupo, ¿Cómo surgió su fichaje? ¿Buscabais premeditadamente una voz femenina o fue casualidad?

E: Surgió por casualidad. Cuando grabamos “Camille”, para la recopilación del SatelitePop, probamos meter una voz femenina y como quedó muy bien empezó a ensayar con nosotros. Poco a poco fue cogiendo peso en el grupo.

Formasteis parte del Colectivo Q, desde entonces alguna de las bandas que lo formaban a podido editar disco (Élena, Balago, Tan Low, Ursula) ¿Qué recuerdos tenéis del colectivo? ¿Creéis que sirvió para dar una mayor popularidad a los grupos?

Buen recuerdo, sobre todo de Pablo Vinuesa, que estaba siempre presente y ejercía de líder espiritual. Sin él, el colectivo no hubiera existido o al menos, durado. Un buen tipo capaz de desplazarse de Sevilla a Barcelona para dar un concierto del colectivo o incluso para ver a GYBE!. Muy entregado.
El Colectivo Q sirvió para estar en contacto con otros grupos e intercambiar material. Nos ayudó a darnos a conocer. Mediante este tipo de plataformas se hace mucho más ruido y hay más posibilidades para todos.

¿Cuáles son vuestros grupos de cabecera del momento?¿Y de todos los
tiempos?

Early Day Miners, Hood, Tram, Idaho, Low, ... fans de Red House Painters.
En la historia hay grupos como Sonic Youth o Bedhead. Seguro que nos dejamos a muchos. Como siempre.


¿Qué opináis acerca de la escena musical española?

E: Hay grupos que apuntan muchas cosas interesantes, pero les falta crecer. También falta espíritu crítico. Echo de menos mejores compositores.

P: Estoy de acuerdo con Edu. Aunque también hay que decir que hay gente haciendo cosas serias (como Maga, Migala, Polar, Manta Ray, Úrsula …) pero estamos en un país donde los que tienen poder están llenos de conservadurismo y el público (poco atrevido y mal acostumbrado) no llega a entender tener que pagar dos o tres mil pelas por un disco (¿renta familiar congelada y precios al alza?).
Las pequeñas compañías tienen beneficios muy bajos y los grandes, al mismo precio, ganan el doble. Y encima lo máximo que llegan a apostar se ve reducido, por ejemplo, a Los Planetas.

Ir A Todas Las EntrevistasIr a portada