Emak Bakia nos han entregado recientemente "Frecuencias de un Rojo Devastador", el tercer álbum de la carrera del grupo. Anteriormente vinieron "Jane" y "Después", pero es con este álbum con el que la banda ha firmado lo que parece un cambio en su sonido, amparándose quizá en la incorporación al grupo de David Fernández (A Room With a View).

Estuvimos hablando con Abel Hernández y Coque Yturriaga sobre esta ruptura con el pasado que supone el disco además de otras cuestiones de la banda, esto es lo que nos contaron.

“Frecuencias de un Rojo Devastador” es ya el tercer disco de Emak Bakia, también parece el disco más ambicioso hasta la fecha ¿Es vuestra manera de demostrar que Emak Bakia es algo más que un mero entretenimiento paralelo a vuestros grupos?

Abel Hernández.- La verdad es que estamos un poco cansados de justificar la existencia de un grupo con personalidad propia, con seis años de antigüedad, tres elepés, un Ep y un buen puñado de canciones publicadas.

Claro que Emak Bakia es un entretenimiento y también una necesidad (como lo es Migala), pero no es ni ha sido nunca paralelo a nada. A lo mejor es que ahora la gente se da más cuenta…

“Frecuencias…” puede ser el disco más ambicioso o el menos, según lo mires pero es demasiado largo de explicar. Sólo puedo decir que todo ha salido de forma muy natural (poco intencionada) hasta cierto punto y que ha habido mucho trabajo, en tiempo y esfuerzo.

Coque Yturriaga.- Lo que si es cierto es que ahora le hemos dado un impulso mayor ya que con la entrada de David podemos afrontar el directo con mayor seguridad.

En el disco domina un sonido oscuro, frío y a ratos inquietante muy cercano al del EP “Un Cuerpo Extraño” ¿Era el sonido que buscabais con el disco o es pura casualidad? ¿Se puede considerar el EP como un anticipo de lo que después íbamos a encontrar en “Frecuencias de un Rojo Devastador”?

A. H.- Hombre, el EP era un anticipo más para nosotros que pensando en los demás en el sentido de probar, sí, como un aperitivo, aunque no ocultamos que también queríamos dar una pista al público, a la prensa y a los promotores de conciertos de por dónde iban a ir los tiros. Con los dos primeros elepés Emak Bakia siempre había tenido muy buena crítica, aquí y fuera. Algo minoritaria, pero excelente. Pero también nos había arrinconado en una esquinita, un tanto ajenos a lo demás. Queríamos intencionadamente romper esos (pre)juicios.

Por lo demás, no creo que “Frecuencias…” sea muy oscuro, ni muy frío, ni muy inquietante. Creo que se parece poco a “Un cuerpo…” (que sí podía ser oscuro, frío e inquietante) aunque, lógicamente, los autores seamos los mismos y los instrumentos y métodos de trabajo parecidos.

C. Y.- “Un cuerpo extraño” es como un puente del emak bakia más introspectivo, formado por sólo dos personas y quizás con menor ambición y repercusión. Ahora somos bastante más abiertos y cercanos a cierto tipo de público que, quizás, jamás escucharía los discos anteriores.

Escuchando las canciones, prestando atención a las letras y a todo el artwork parece bastante claro que el disco está concebido como un álbum conceptual ¿Es así? Si es así ¿De donde ha salido la historia que relatan las canciones?

A. H.- Sí hay una historia que tiene diversas lecturas, y para pillarla hay que préstale un poco de atención a todo lo que hay en el disco. Es más un homenaje a los discos pop o rock (no progresivo) conceptuales desde un punto de vista amplio (a veces más el sonido que el tema) que hicieron gente como los Beatles, Beach Boys, Bowie, Reed o como Krafwerk, Laurie Anderson y un largo etcétera de artistas de la música Pop.

¿A qué se debe el hecho de que el disco se abra y se cierre con las dos únicas piezas acústicas del álbum? ¿Es una manera de hacer entrar y salir al oyente con mayor facilidad del universo de “Frecuencias de un rojo devastador”?

A. H.- No, más bien quieren establecer un contraste con un sonido natural, menos abstracto y más pop para explicar (a la manera de una introducción y una conclusión) un poco más la historia. Son las canciones narrativas, descriptivas y explicativas del disco. Una guía. Pistas… También, como todo el resto del concepto y la historia, tienen un punto de cómic. Si antes contábamos películas muy hacia dentro y en clave poética, intimista y tal (o eso decíais los críticos y periodistas), se puede decir que aquí dibujamos y escribimos un cómic con bastante humor y algo absurdo, que habla de un futuro que es metáfora exagerada del presente.

Los temas parecen en ocasiones fabricados desde el punto de vista de la destrucción más que el de la propia composición, sin embargo siempre conservan la estructura de canción ¿Cómo podéis explicar esto? ¿Podéis contarnos algo sobre el proceso de composición de las canciones?

A. H.- En general, nos juntamos a tocar en un local todas las semanas, un par de mañanas normalmente. Salen cosas, ritmo, idea melódica, armonía, sonido de las cosas, las vamos puliendo, las mejoramos, las grabamos pista a pista y las mezclamos. Ese es el método desde hace más de año y medio.

C. Y.- No creo que tenga nada que ver con la destrucción. Es un disco que no está compuesto por una persona y luego se le enseña a los demás para que trabajen en él, pero es fruto, como bien dice Abel, de un trabajo de meses en el local.

Pienso que las letras juegan un factor muy importante en este disco, ¿Por qué no las habéis incluido en el folleto y sí en vuestra web?

A. H.- No queríamos hacer algo muy complicado en cuanto al libreto del digipack. Además considerábamos que las letras tenían aquí menos peso, como tales, que en otros discos. Sin embargo sabemos que para pillar la historia y demás de forma relativamente rápida es mejor que la gente pueda mirarlas en algún sitio. Qué mejor sitio que nuestra página Web, ¿no?

C.Y.- Yo no creo que sea una cuestión de que tengan más o menos peso que en discos anteriores. Tiene mas relación con el libreto y como quisimos que fuese.

Con este disco considero que os aproximáis al hip-hop instrumental ¿Es una de vuestras referencias? ¿Qué más creéis que os puede haber influido a la hora de grabar el disco? ¿Quizá algo de indietronica?

A. H.- No dispongo, ni menos “disponemos”, de referencias voluntarias o conscientes. El hip-hop nos gusta a los tres mucho y nos influye como estilo y actitud. Fundamentalmente el hip-hop más inquieto e indagador. También nos gusta la música electrónica (a mí sobre todo la pequeña electrónica, la más contemplativa, rara y menos bailable). Lo de la indietrónica es un invento. ¿Os referís a Hood? Me gustan desde hace ni se sabe de años, igual que Matt Elliot. Pero ¿eso es indietrónica? ¿Por qué? ¿New Order con clicks & cuts es indietrónica?

Creo que el terreno que Emak Bakia actualmente está pisando está todavía poco transitado en España ¿Podéis citarnos algún grupo nacional que consideréis cercano a los parámetros de Emak Bakia?

A. H.- Yo no.

C. Y.- Yo tampoco, además el panorama español es en general bastante frustrante. No sale casi nada bueno y los discos que más me acaban gustando son los de gente que lleva mucho tiempo en esto.

Mientras que en “Un Cuerpo Extraño” contabais con las colaboraciones de Miguel Marín y Thalia Zedek en “Frecuencias de un Rojo Devastador” no os habéis hecho acompañar por nadie. ¿Se debe a algún factor en especial?

A. H.- Pues no. De hecho estuvo a punto de haber alguna colaboración pero al final no pudo ser.

En los créditos del disco puede leerse “(¡Vivimos felices!)” ¿Qué queréis transmitir con esa afirmación?

A. H.- Es simplemente el nombre “de marca” de Raquel Manchado, la persona que ha diseñado el disco.

¿Qué podéis contarnos sobre la incorporación de David al grupo? ¿Cómo surgió?
Emak Bakia no se prodigan en directo ¿A qué se debe? ¿Podremos veros pronto sobre los escenarios?

C. Y.- La incorporación de David fue muy natural. Nosotros buscábamos dar un impulso al grupo, sobre todo para tener la posibilidad de tocar en directo. Le conocimos y en la primera semana de ensayos con él nos dimos cuenta que era la persona perfecta.

A. H.- Sí queríamos dar un impulso a la parte rítmica. Conocíamos ya a David y a él le apetecía probar y ha funcionado. En cuanto a vernos sobre el escenario, podréis vernos en los conciertos que daremos el próximo otoño en nuestra gira por España. Ahora sí queremos prodigarnos más. Y lo haremos.

Ir A Todas Las EntrevistasIr a portada