Ir A Todas Las MaquetasIr a portada


SITROSOUND - NO EXIT

Envuelta en una elegante, sombría y minimalista presentación nos llega la primera maqueta de Sitrosound, el proyecto en el que Daniel Lardín se escuda para elaborar, armado de mesa de mezclas y sintetizador, su cuidado discurso digital.

En las entrañas de “No Exit”, y ya desde la inicial “Open”, nos encontramos con una ambientación fría e inhóspita, como proyectada desde el interior de una enorme pecera, cubierta por gruesas cristaleras, plagada de peligros y siempre con sugestivos ecos submarinos como acompañamiento.

Nueve composiciones, de carácter instrumental, si exceptuamos “Colours”, en las que la falta de elementos orgánicos y el carácter vertiginoso de los sonidos extraídos de la paleta de Lardín sugieren incomunicación y futuro, aislamiento y soledad, como prediciendo un oscuro porvenir en el que los humanos se parapeten tras las sombras, tal y como insinúa la tímida silueta oculta bajo las sombras de la portada de “No Exit”.

En ocasiones pendiente de las atmósferas (“Intermission”, en la citada “Open”) y usualmente acercándose a la pista de baile cautivo del ritmo (“No Exit”, “Alex’ Eyes”, “Break Waltz”, “Domestic Mouse”, “Idem”) incluso desde una perspectiva mística (“Wanted”), Sitrosound comparte conceptos e ideales con gigantes del genero como Underworld u Orbital pero todavía anda persiguiendo un sonido que lo identifique inequívocamente.

Como suele ser habitual cuando alguien se embarca en un proyecto musical en solitario, Lardín demuestra tener personalidad: no parece encontrarse a gusto con las composiciones de más de tres minutos y las evita, se muestra esquivo en el manejo de ritmos y pese a ello las canciones conservan una línea argumental y, aunque en ocasiones recuerda demasiado a sus referentes, en otras parece querer soltarse de su mano y tener muy claro hacia donde dirigirse.

La electrónica nacional sigue deparando nuevos valores. Sitrosound es uno de ellos.

Contacta con el grupo a través de sitrosound@wanadoo.es

   

INHABITANTS - INHABITANTS

Además de colaborar en proyectos como Orlando, Clovis o Pequeños Incendios, Alfonso Pachés, Carlos Seoane y Jesús Vassallo tienen un ambicioso proyecto común, su nombre es Inhabitants.

La que nos ocupa es su primera maqueta homónima y, sus cinco canciones, suponen una inesperada y grata sorpresa sin símiles en el panorama nacional. Ellos mismos nos ayudan en la comprensión de su música y explican que su música transita por un territorio difuminado entre el post-rock, el ambient y la banda sonora.

Desde luego una definición acertada y muy precisa, pero con la que todavía es difícil concretar un sonido en nuestras cabezas. Para desordenar un poco más las ideas diré que escuchando su música vienen a mi mente nombres tan dispares como Arvo Pärt, Philip Glass, Auburn Lull, Nick Cave, Depeche Mode (esa voz, esa oscuridad) o Brian Eno y que, Inhabitants, olvidando lo tradicional en los estilos que citan como referencia, no desatienden las canciones.

Cada instrumento de Inhabitants parece querer dirigirse hacia un lado y, lo realmente admirable es que, el resultado, es un bote navegando a velocidad de crucero, totalmente sincronizado en el movimiento de sus remos, hacia una isla inexplorada.

Un piano construyendo melodías de clara inspiración en la música contemporánea (otros dirán que en Radiohead), una voz que aparece puntualmente, en ocasiones oscura, en otras soul, en las más eterea, pero siempre impactante, unos sintetizadores de tinte ora ambiental ora siniestro y unas guitarras que tan pronto se entretienen en calmados punteos repetitivos como optan por una contundente y rabiosa furia. Esa es la música de Inhabitants, sin techo, sin espejo en el que reflejarse, única.

Se aproxima una terrible tormenta, el viento golpea nuestros rostros, sin saber si llegaremos a tiempo, huimos hacia nuestro refugio, el cielo oscurece, cerramos los ojos, Inhabitants ponen la banda sonora.

Contacta con el grupo a través de inhabitantsmail@yahoo.es

   

Ir A Todas Las MaquetasIr a portada